¿Qué es el Insomnio vacacional?

El insomnio vacacional en verano es una pesadilla y un problema de sueño temporal… Si en invierno nuestros horarios y costumbres dificultan que durmamos las horas necesarias, en verano; cuando llegan las ansiadas vacaciones, el mayor número de horas de luz y el calor, nos llevan a acostarnos más tarde, a descansar peor y a estar somnolientos durante el día.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno del sueño frecuente que puede causar dificultad para dormir bien y tener un sueño de calidad. Si quieres saber más acerca de cómo conseguir un sueño de calidad Epaplus Sleepcare te aconseja que leas ¿Cómo dormir bien? El insomnio no solo puede minar tu energía y estado de ánimo, sino que también puede afectar tu salud, desempeño laboral y calidad de vida.

Tipos de insomnio

El insomnio se puede clasificar atendiendo a su duración o al momento del sueño que se vea más afectado. Por lo tanto, si lo clasificamos en función de su duración, podemos clasificar en dos tipos: insomnio crónico e insomnio agudo. Mientras que, si lo clasificamos basándonos en el momento del sueño que más nos afecta, lo podemos clasificar en insomnio de conciliación, insomnio de mantenimiento, insomnio de despertar precoz, insomnio mixto e insomnio global. A continuación, vamos a explicar en qué consisten los distintos tipos de insomnio y las diferencias entre ellos para que puedas conocer mejor qué tipo de insomnio tienes y poderlo mirar bien con el doctor; pero antes y para saber si tienes insomnio Epaplus Sleepcare quiere hacerte unas preguntas:
  1. ¿Cuántas horas duermes al día?
  2. ¿A qué hora sueles irte a la cama?
  3. ¿Cuánto tiempo tardas en quedarte dormido?
  4. ¿Te despiertas durante la noche?
  5. ¿Sufres estrés, ansiedad o estás preocupado/a o nervioso/a por algo?
  6. ¿El ruido no te deja dormir?
  7. ¿Pasas mucho calor por la noche?
  8. ¿Sufres algún tipo de trastorno del sueño?  Como por ejemplo apnea del sueño o síndrome de piernas inquietas.
  9. ¿Tomas alguna medicación que pueda estar afectando a tu sueño?

 Tipos de insomnio según su duración:

Se divide en insomnio de larga duración (crónico) e insomnio de corta duración (agudo) utilizando una línea divisoria de tres meses. Es decir, cuando el insomnio dura menos de tres meses se denomina agudo, mientras que cuando dura más se denomina crónico.
  • Insomnio crónico: Se considera insomnio crónico cuando aparecen problemas en el inicio o mantenimiento del sueño al menos tres veces por semana y durante un mínimo de tres meses. Estas dificultades para conciliar o para mantener el sueño se asocia a síntomas durante el día: como cansancio, problemas de concentración e irritabilidad. En la mayoría de los casos, el insomnio crónico está relacionado con la presencia de la ansiedad, con el consumo de sustancias (el alcohol la más frecuente) o con otra enfermedad médica (por ejemplo, dolor crónico).
  • Insomnio agudo o insomnio de corta duración: Este tipo de insomnio se caracteriza por una duración inferior a tres meses. Aparece frecuentemente por la ansiedad.

Tipos de insomnio según el momento de aparición

  • Insomnio de conciliación: Dificultad en el inicio del sueño (aumento de la latencia del sueño). Se considera normal una latencia del sueño inferior a 20 minutos en población infantil y adultos jóvenes, e inferior a 30 minutos para adultos de mediana edad o personas mayores. La latencia del sueño es el tiempo que tarda una persona en dormirse, es un índice de la somnolencia fisiológica.
  • Insomnio de mantenimiento: Este tipo de insomnio aparece cuando nos cuesta mantener el sueño a lo largo de la noche, ya sea por la presencia de despertares frecuentes, como por la imposibilidad de conciliar el sueño tras un despertar. Tanto en un caso como en otro, no conseguimos un sueño de calidad y profundo.
  • Insomnio de despertar precoz: Tipo de insomnio que se produce cuando nos despertamos antes de que suene el despertador o antes de la hora esperada. Debemos tener en cuenta que hay personas que tienen por costumbre madrugar mucho y se levantan por la mañana sin despertador. Si no sentimos cansancio por el día no debe tratarse de un tipo de insomnio.
  • Insomnio mixto: Cuando aparecen conjuntamente dos de los tres tipos de insomnio explicados anteriormente. Por ejemplo, cuando aparece una combinación de dos de los siguientes: insomnio de conciliación y de mantenimiento.
  • Insomnio global: Cuando se altera el sueño por completo y aparecen los tres tipos de insomnio en una misma noche: de conciliación, de mantenimiento y de despertar precoz. La persona no logra dormirse al inicio de la noche y tarda mucho en conciliar, se despierta a las pocas horas y no volver a dormirse en toda la noche. Las horas dormidas por la persona que lo sufre son insuficientes y por tanto no consigue un sueño de calidad.

Causas del insomnio en verano

Durante el verano nuestros hábitos de vida y de sueño varían considerablemente. Incluso si no salimos de vacaciones, nuestra actividad cambia y hacemos cosas muy diferentes a las de nuestro día a día: 
  • Se trastocan los horarios de las comidas
  • Ingerimos cantidades de alimentos desproporcionados
  • Nos acostamos más tarde
  • Realizamos siestas de mediodía
  • Dormimos en colchones diferentes
  • Ingerimos más alcohol o bebidas refrescantes con estimulantes y en general estamos menos cansados a la hora de irnos a dormir.
  • Los que son fumadores, tienden a fumar más por el hecho de estar en terrazas

En definitiva, ¿Por qué tengo insomnio en verano?

Las claves del insomnio de verano se encuentran en gran medida en el cambio de nuestra dinámica diaria habitual, como hemos visto en el apartado anterior. Pero aún hay más… la melatonina es la hormona encargada de inducir el sueño y solo se segrega cuando hay poca luz. Es la que avisa al cerebro de que es de noche y hay que dormir. El problema llega en verano y más si para nuestras vacaciones elegimos un lugar soleado (como hacemos habitualmente 😉). Hay demasiadas horas de luz, demasiada claridad, lo que hace que nuestros niveles de melatonina disminuyan y sea más difícil conciliar el sueño. También influye la temperatura: a más temperatura corporal, menos producción de melatonina. En consecuencia, nuestras vacaciones se convierten en insomnio por la noche y cansancio por el día. Lograr un sueño de calidad es fundamental para un buen estado de salud físico y psíquico. La función reparadora del sueño nos permite comenzar el día sin sentirnos cansados y afrontar tanto el trabajo diario como el ocio vacacional con plenitud. 

¿Cómo combatir el insomnio en verano? 

La clave para descansar bien en verano está en mantener una correcta higiene de sueño, algo que resulta complicadísimo en verano. Si quieres saber más acerca de ¿Qué es la higiene del sueño? te invitamos a que leas nuestro blog. Hoy, días previos a tus vacaciones, Epaplus Sleepcare te quiere ayudar con unas recomendaciones que serán muy fáciles de realizar y que te permitirán dormir bien y con un sueño de primerísima calidad: 
  1. Evitar las siestas largas (no más de 20 minutos).
  2. Evitar las bebidas estimulantes: café, té, refrescos con cafeína, etc. sobre todo horas antes de ir a dormir.
  3. Evitar beber alcohol en exceso 3 horas antes de irte a la cama.
  4. La cena debe de ser ligera ¡Además tenemos que mantener el body!
  5. Un baño antes de acostarse ayuda a disminuir la temperatura corporal y relaja los músculos favoreciendo que sobrevenga el sueño.
  6. Respetar los horarios. Intentar mantener una hora fija para irse a la cama y para levantarse.
  7. Ambiente de la habitación que invite al sueño:
  8. Sin luz y silenciosa
  9. A una temperatura de unos 26 °C
  10. Tomar Epaplus Sleepcare Melatonina Retard 30 minutos antes de acostarse. 
La melatonina ayuda a reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño. Además su innovadora fórmula en comprimidos RETARD facilitará la liberación gradual y sostenida de melatonina durante toda la noche, 8 horas.  Melatonina Epaplus Sleepcare Forte Retard  

¡Felices sueños en vacaciones!