La primavera la sangre y la alergia alteran

En esta entrada te explicamos porqué aumentan los casos de alergia en primavera y te damos algunas pautas para que puedas hacerle frente, naturalmente.

La alergia y el Covid-19

Hay cosas que ni la pandemia del Covid-19 puede parar y una de ellas es la llegada de la primavera. Hace unos días le dimos la bienvenida a la primavera, la estación que más nos gusta a la mayoría. Sin embargo, el confinamiento durante el estado de alarma está haciendo que se viva de una forma diferente, contemplándose desde un balcón o desde una ventana, donde se ven florecer las flores y los frutos de los árboles, o donde el sol se asoma todos los días y podemos despertarnos con su luz (algunos, por suerte, ya podéis disfrutarlo en terrazas con amigos 😉). Es una estación llena de cambios, no solo para la naturaleza sino también para nosotros… Y es que si hay algo que podemos destacar de esta época del año es que “la primavera, la alergia altera”, nos referimos a la llegada de la alergia primaveral.

¿Qué es la alergia primaveral?

La alergia es una respuesta exagerada del sistema inmunitario de una persona: Identifica como nocivas sustancias inocuas. Las personas alérgicas responden de una forma exagerada ante la exposición a uno o varios elementos externos o también llamados alérgenos. Esta respuesta anómala es perjudicial para el individuo y produce reacciones inflamatorias en la piel y mucosas que originan los diferentes síntomas y signos de la alergia.  La alergia en primavera es un clásico. La causa de la alergia primaveral es la polinización, es decir, la concentración de polen que se produce en el aire como consecuencia del ciclo reproductor de determinadas plantas. Además, cuanto más intensas hayan sido las lluvias al final del otoño y si las temperaturas han sido más elevadas de lo habitual, mayor será la polinosis y más intensos los síntomas que sufrirán las personas alérgicas en la siguiente primavera.

¿Cómo se produce la alergia?

En primer lugar, se produce una sensibilización o contacto con el alérgeno (agente externo con capacidad de producir respuesta del sistema inmune). La respuesta alérgica se produce frente a varias exposiciones a un alérgeno, generando los anticuerpos llamados inmunoglobulina E (IgE). La IgE posee la capacidad de activar unas células (mastocitos) que contienen en su interior productos muy tóxicos y sustancias letales (como, por ejemplo, la histamina), capaces de activar la cascada inflamatoria necesaria en nuestro organismo para defendernos de los alérgenos. Los mastocitos son unas células que se caracterizan por su capacidad de poder fijar moléculas de IgE en el exterior de su membrana celular. Cuando el alérgeno y el anticuerpo (IgE específica frente al alérgeno) contactan se produce una pequeña explosión que hace que el mastocito libere las sustancias que contiene en su interior, como la histamina; una de las principales mediadoras de la inflamación alérgica.

¿Por qué empeora la alergia en primavera? 

La alergia primaveral se debe a que hay más polen en el ambiente. El polen está considerado uno de los alérgenos más comunes para los alérgicos. Concretamente, según datos del 2020 de la Sociedad Española de Alergología e inmunología Clínica (SEAIC); en España hay 8 millones de alérgicos al polen, de los cuales, 7 son alérgicos al polen de las gramíneas, un tipo de polen responsable de la rinitis alérgica (la manifestación más frecuente de la alergia).

¿Qué clase de plantas son las que producen alergia al polen?

Aunque cada planta poliniza en un período de tiempo concreto, la estación del año en la que la mayoría de las plantas sueltan el polen es la primavera; pero pólenes puede haber durante todo el año. Podemos distinguir tres categorías de plantas:
  • Árboles, como el olivo, el ciprés, el plátano de sombra, el abedul, las encinas, el fresno, el avellano o el pino, entre otros.
  • Gramíneas, entre las que distinguimos las cultivadas (como trigo, centeno, arroz, maíz o cebada) y las silvestres (como césped o hierba, heno o espiguillas).
  • Arbustos, malezas y plantas herbáceas, como la ambrosía o la artemisa.
De todas las especies más o menos hemos oído hablar, pero la que nos puede parecer más rara es la artemisa. Por ello, os explicaremos un poco más acerca de esta planta que os resultará muy familiar: La artemisa popularmente se la conoce como “hierba de San Juan”. Se trata de una planta aromática. La planta artemisa es nativa de los continentes de Europa, Asia y del Norte de África. Sus flores son pequeñas, simétricas y de colores amarillos o rojos y generalmente crecen durante el verano. 

¿Cuáles son los síntomas de la alergia primaveral en nuestro organismo?

  • Conjuntivitis: El picor de ojos es otro de los síntomas, así como también la acumulación de legañas.
  • Los estornudos, picor en nariz, garganta y paladar: Los estornudos y los picores son síntomas asociados a la rinitis alérgica. Aunque a menudo suelen confundirse con un simple resfriado, las personas alérgicas al polen suelen presentar episodios de estornudos en las primeras y últimas horas del día.
  • Congestión nasal y acumulación de mucosidad: suelen ser síntomas derivados de la rinitis alérgica.
  • En casos más avanzados de rinitis alérgica: puede producirse dificultad para respirar, tos y pitidos (problemas respiratorios similares al asma).
Cuando hablamos de la alergia primaveral pensamos en rinitis alérgica, picor de ojos, lagrimeo constante o taponamiento nasal, pero nuestra piel también puede verse afectada, y de una manera mucho más habitual de lo que podemos pensar.

¿Cómo afecta la alergia de primavera en la piel?

Las reacciones más frecuentes de la alergia primaveral, tal y como hemos comentado anteriormente; pueden tener carácter respiratorio, nervioso o eruptivo, y si tenemos en cuenta que la piel es el órgano más grande del cuerpo, pueden ser muy molestas. La piel se vuelve más reactiva, llegando a desarrollar urticaria por contacto, de manera que reacciona de forma directa cuando entra en contacto con el polen en suspensión, las gramíneas o cualquier otro alérgeno ambiental.

¿Cómo se diferencia una alergia de un resfriado?

Una duda que nos planteamos frecuentemente es si estamos padeciendo una alergia o un simple resfriado. Y es que muchos de los síntomas de alergia y resfriado son muy parecidos y responden a un mismo tipo de tratamiento (antihistamínicos, descongestivos nasales, antitusivos, antiasmáticos…), por ello hace que a los pacientes les surja esa duda… y por qué no decirlo, incluso a algunos médicos.

¿Diferencias clínicas entre alergia y resfriado?

Sospecharemos ALERGIA SI:
  • Los síntomas aparecen de repente, de forma súbita, pudiendo desaparecer incluso en menos de 24 horas (por ejemplo, exposición a un animal) aunque pueden llegar a durar de semanas a meses, y no presentarse todos los días.
  • Los síntomas típicos son: nasales (moco claro, líquido y transparente “como agua”, estornudos repetitivos), típicamente asociados a oculares (picor, enrojecimiento y lagrimeo) y tos, casi siempre seca por irritación de la garganta o bronquial.
  • La alergia no provoca fiebre.
  • La alergia no suele causar manifestaciones generales ni cansancio.
Sospecharemos RESFRIADO SI:
  • Los síntomas aparecen de forma progresiva (la típica frase de “parece que estoy incubando algo”) y nunca desaparecen en menos de 24 horas. Suele durar en torno a una semana si no evoluciona mal y surgen complicaciones (sinusitis, bronquitis, neumonía, etc.). Mientras estamos resfriados todos los días tenemos síntomas.
  • Los síntomas típicos son: nasales (moco espeso de coloración amarillento o verdoso como principal síntoma; el picor y los estornudos pasan a un segundo plano) asociados a dolor de garganta y/u oídos y tos con flema. Apenas hay síntomas oculares.
  • Es frecuente asociar febrícula o fiebre.
  • Las manifestaciones generales son frecuentes: malestar general, dolores musculares, cansancio.

¿Cuándo comienza y cuándo dura la alergia primaveral?

El comienzo de la época de alergia está relacionado con la polinización y, cada año, se da en diferentes fechas. También, influyen las condiciones climatológicas que se hayan producido durante el otoño y el invierno, así como el lugar en el que vivas. Por todo esto, es difícil anticipar su aparición con exactitud.  Como ya sabéis la climatología cada vez está cambiando más en los últimos tiempos, por lo que es difícil saber a corto plazo el impacto de las alergias en la población y prever hasta cuándo dura la alergia primaveral este año 2021.

¿Cómo podemos hacer frente a la alergia primaveral 2021?

La principal medida para ayudar a la alergia primaveral es evitar la exposición directa al alérgeno. Epaplus Immuncare Alergia te da algunos consejos para ayudarte a frente a las alergias:
  1. Evitar las salidas y las actividades al aire libre en los momentos de mayor concentración de polen, como son a primera y a última hora de la mañana.
  2. Usar humidificadores y acondicionadores de aire con filtro anti-polen.
  3. Proteger los ojos con gafas de sol y cubrir la nariz y la boca con mascarillas, un consejo fácil de realizar en la época que hemos vivido…
  4. Mantener puertas y ventanas de la casa cerradas durante el día (sobre todo en horas de mayor concentración de polen) y realizar una limpieza frecuente de nuestro hogar, usando aspiradores o bayetas húmedas, en lugar de escobas o utensilios que remuevan las partículas en el aire.
  5. Cambiarse de ropa al llegar a casa y evitar tender la ropa al aire libre en plena época de polinización.
  6. Ayuda a mantener la resistencia frente a las alergias con el nuevo complemento alimenticio Epaplus Immuncare Alergia adultos, 1 comprimido al día, preferentemente por la mañana. 

¿Qué es Epaplus Immuncare Alergia adultos?

Es un complemento alimenticio a base de una eficaz combinación de extractos naturales y vitaminas. Contiene cúrcuma, que ayuda a mantener la resistencia a las alergias (polen, pelo animal y ácaros).  ¿Cuáles son los ingredientes más importantes de Epaplus Immuncare Alergia adultos?
La Cúrcuma: 
  • Ayuda a mantener la resistencia a las alergias.
  • Contribuye a mantener la eficacia del sistema inmune.
  • Ayuda a mantener la salud de los pulmones y del tracto respiratorio superior.
  La Quercetina: 
  • Es un antioxidante flavonoide que se encuentra en una gran variedad de vegetales. Los antioxidantes son nutrientes esenciales para nuestro organismo
  La Perilla:
  • Contribuye a la producción de anticuerpos específicos. 
El Helicriso:
  • Ayuda a mantener la resistencia fisiológica del organismo en caso de condiciones ambientales severas.
  • Es beneficioso para el tracto respiratorio y la garganta.
Las Vitaminas B2 y B3
  • Contribuyen al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales.
  Las Vitaminas C y D
  • Contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

¿Cuándo podemos recomendar Epaplus Immuncare Alergia?

  • Gracias a su contenido en extractos de plantas no produce ni sueño ni somnolencia, preocupación frecuente entre las personas alérgicas.
  • Se puede tomar de forma ocasional, en el periodo primaveral o de forma prolongada.
  • Para adultos y niños mayores de 12 años en comprimidos y con un estudio realizado en el Hospital de Don Benito-Villanueva (Badajoz) que demuestra su acción desde el primer día.
Epaplus Immuncare Alergia